Get Information

Vamos a Leer

Mal de amores

Por Angeles Mastretta

“Niña que duermes bajo la mirada de Dios, te deseo que no la pierdas jamás, que vayas por la vida con la paciencia como tu mejor aliada, que conozcas el placer de la generosidad y la paz de los que no esperan nada, que entiendas tus pesares y sepas acompañar los ajenos.

Te deseo una mirada limpia, una boca prudente, una nariz comprensiva, unos oídos incapaces de recordar la intriga, unas lágrimas precisas y atemperadas. Te deseo la fe en una vida eterna, y el sosiego que tal fe concede.

Niña, yo te deseo la locura, el valor, los anhelos, la impaciencia. Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad. Te deseo la inteligencia y el ingenio. Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza. Te deseo el sentido del tiempo que tienen las estrellas, el temple de las hormigas, la duda de los templos. Te deseo la fe en los augurios, en la voz de los muertos, en la boca de los aventureros, en la paz de los hombres que olvidan su destino, en la fuerza de tus recuerdos y en el fururo como la promesa, donde cabe todo lo que aún no te sucede.”

 

Fragmento de Mal de Amores (1996) de Ángeles Mastretta (Puebla, 9 de octubre de 1949).  Escritora y periodista mexicana, conocida por crear personajes femeninos poderosos y ficciones que reflejan las realidades sociales y políticas de México.

Su trayectoria literaria comenzó como poetisa, ganó un concurso con La pájara pinta, que se convirtió en libro en 1978. Publicó Arráncame la vida (1985), un éxito inmediato y ganó el Premio Mazatlán de Literatura. Esta obra​ le valió fama y prestigio internacional y, más de 20 años después, en 2008, Arráncame la vida fue llevada al cine por Roberto Sneider. A esta primera novela le siguieron, en 1990, las 37 viñetas de Mujeres de ojos grandes y en 1993, el libro de relatos cortos Puerto libre. Tres años más tarde volvió a triunfar con Mal de amores, que obtuvo el Premio Rómulo Gallegos de 1997, convirtiéndose en la primera mujer que recibía ese galardón. No ha para de publicar e  incursionado en otros géneros: como el cuento y los relatos autobiográficos; algunas de sus obras han sido traducidas a varios idiomas.

(0 Votes)

ad

Síguenos en Instagram @mexico_rural